CVE cree que la nueva ley de contratos del sector público mejorará la competencia pero advierte del “parón” actual

La presidenta de la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE), Ángela de Miguel, se ha mostrado convencida de que la nueva Ley de contratos del sector público, en vigor desde el pasado 9 de marzo, favorecerá la competitividad de las pequeñas y medianas empresas aunque ha advertido del actual “parón” en la contratación en este periodo de “impasse” hasta la adecuación de empresarios y administraciones a la nueva normativa que contempla la trasposición de dos directivas europeas.

Tras destacar la importancia de la nueva Ley para las pequeñas y medianas empresas y reconocer el “momento de incertidumbre” que vive el sector en este momento de cambio, Ángela de Miguel ha significado algunos de los avances que contempla la nueva norma, la posibilidad de dividir los contratos en lotes más pequeños para que favorecer el acceso de las pymes a los mismos y eliminar “oligopolios” en una actividad que representa el 18 por ciento del PIB.

En este sentido, De Miguel ha hecho especial hincapié en la necesidad de “vigilar” que esa división en lotes no derive en la creación de un modelo de microempresas “ad hoc” para optar a esos contratos más pequeños.

De Miguel ha destacado también que la nueva Ley de contratos del sector público valore la calidad técnica de las ofertas para evitar los contratos a la baja o “temerarios” que, según ha constatado, suelen derivar al final en “sobrecostes importantes”.

También ha considerado relevantes otros objetivos, como la mayor transparencia, la digitalización de los procesos o la inclusión de medidas de responsabilidad social corporativa, y ha advertido del “importante reto” que supondrá para el medio local ya que cuenta con menos medios materiales y humanos y con dificultades de acceso a internet, ante lo que la Diputación de Valladolid ha anunciado ya su intención de colaborar en este proceso.

La presidenta de la CVE ha realizado estas reflexiones con motivo del desayuno de trabajo organizado por la Confederación Vallisoletana de Empresarios en colaboración con Abanca que ha contado con la presencia del subsecretario de Estado de Hacienda y Función Pública, Felipe Martínez Rico, encargado de explicar a los empresarios de la provincia los pormenores de una ley “muy compleja, larga y complicada”.

En su alocución, Martínez ha significado el equilibrio alcanzado entre las distintas fuerzas políticas tras un proceso “largo y complejo” para la puesta en marcha de una ley que hace especial hincapié en medidas contra la morosidad y que busca defender al más débil en la contratación o garantizar la libre concurrencia junto a la práctica de la contratación electrónica con un procedimiento abierto “supersimplificado o plus” de un mes para los denominados contratos menores.

Respecto a la división de lotes, ha aclarado que no tendrán que ser iguales ya que se ajustarán a los servicios a prestar y ha explicado que el gestor público tendrá que justificar con una decisión motivada la decisión de no dividir una adjudicación en lotes donde las garantías provisiones serán para casos excepcionales.

“Es una noticia positiva para este país que demuestra que se pueden alcanzar acuerdos para el día a día”, ha aseverado el subsecretario de Estado de Hacienda y Función Pública quien ha significado el “favorable” ciclo económico en el que ha entrado en vigor la nueva norma convenido de que el resultado no hubiese sido el mismo si lo hubiese hecho en 2011 o el 2012.

Autor: cve

Login

Contraseña perdida?